Los diez pasos para mejorar tu memoria, de Jim Kwik


Jim Kwik es un experto en lectura rápida, mejoramiento de la memoria y aprendizaje acelerado, y en una entrevista en el canal London Real en YouTube, nos da sus diez pasos para mejorar la memoria.

1. Alimentos para el cerebro.

Kwik recomienda ingerir alimentos que ayuden a nutrir nuestro cerebro, p. ej.:

  • arándano,
  • nueces,
  • yema de huevo,
  • remolacha (betabel),
  • aceite de coco,
  • aguacate,
  • aceite de oliva,
  • caldo de hueso,
  • salmón,
  • apio,
  • brócoli,
  • vegetales de hoja verde (p. ej. espinaca, lechuga romana, col rizada, acelgas),
  • romero
  • chocolate negro y
  • cúrcuma.

2. Monitorear tus pensamientos.

Kwik nos advierte sobre los peligros de lo que nos decimos a nosotros mismo cuando estos pensamientos son negativos, y lo podemos resumir con la siguiente frase:  

Ya sea que creas que puedes, o creas que no, tendrás la razón.

Henry Ford

Es decir, si te repites que eres malo para las matemáticas, ¿cuál crees que será tu desempeño en dicha materia?

Lo mismo si te dices que eres muy malo para recordar nombres. No importará que aprendas las técnicas de memorización adecuadas, seguirás siendo pésimo si te lo repites seguido, ya que tu cerebro lo aceptará como una verdad.

“Nuestra conducta es dictada por nuestras creencias”, nos dice Kwik.

3. Ejercitarse.

Esta es la recomendación que no gusta a muchos, pero es la más efectiva para mejorar el desempeño del cerebro: hacer ejercicio.

“Orandum est ut sit mens sana in corpore sano”, en latín, o bien, en español, “Se debe orar que se nos conceda una mente sana en un cuerpo sano”. Cita que proviene de  las Sátiras de Juvenal (no de los griegos) y que ha degenerado, fuera del sentido original, en “mente sana en cuerpo sano”.

En otros artículos en este sitio he escrito sobre lo valioso de salir a caminar o a correr después de estar enfrascados en la búsqueda a la solución de algún problema, o después de estudiar, como una forma efectiva de liberar nuestra mente y dejarla que entre en el modo de pensamiento difuso.

4. Nutrientes para el cerebro.

Kwik comenta que es recomendable ir con un doctor y realizarse pruebas para conocer nuestras deficiencias nutrimentales y corregirlas a tiempo con suplementos de vitaminas, minerales, aminoácidos y otros, necesarios para el óptimo funcionamiento de nuestro cuerpo y del cerebro.

Suplementos en Amazon.

5. Grupo de pares positivos.

Un grupo de pares positivos de refiere a que cuentes con un grupo de personas con las que seas afín, aunque puedan tener intereses diversos, pero que puedan servir de apoyo intelectual y emocional, discutir tus asuntos y tener una retroalimentación positiva en forma de consejos.

Aquí la advertencia es que en ocasiones nos rodeamos de personas que resultan ser una influencia negativa para nuestros propios intereses o lo que queremos lograr y hacer con nuestra vida.

También, podemos ser parte de varios grupos, lo que nos permitirá no cerrarnos a cierto tipo de pensamiento o ideología, p. ej. religiosa o política.

Somos seres sociales y aprendemos imitando a las demás personas, lo positivo y lo negativo de ellas. Como dice el dicho popular:

El que con lobos anda, a aullar se enseña”.

Escoge bien tu compañía.

6. Tener un ambiente limpio.

Un ambiente limpio y ordenado ayuda a tener claridad mental, dice Kwirk.

Tampoco se trata de irse al extremo y limpiar con cloro cada rincón de tu habitación u oficina, ni de tener las cosas obsesivamente ordenadas.

La idea es que no dejes que tu área de estudio o de trabajo caiga en completo desorden ni suciedad.

Un estudio denominado “Cleanliness & Learning in Higher Education” (Limpieza y Aprendizaje en la Educación Superior), de Campbell, Jeffrey L. y Bigger, Alan S., realizado en el 2008 y en donde se encuestó a 1,500 alumnos de preparatoria, concluyó que:

  • El 88% de los alumnos reportaron un detrimento en su habilidad para aprender cuando la escuela se encontraba sucia y desordenada.
  • El 78% de los alumnos reportaron que la falta de limpieza y orden afectaba su salud.

Los encuestados respondieron también que un ambiente sucio y desordenado acentuaba sus alergias, fomentaba los insectos y roedores y dispersaba los gérmenes. También, una escuela sucia aumentaba sus niveles de estrés, dijeron.

Ahora lleva esa experiencia de la escuela a tu habitación o espacio en la oficina. Piensa en lo sucio que está el teclado de tu computadora y luego te llevas los dedos a la boca. Orden y limpieza.

7. Dormir bien.

Dormir permite que nuestro cerebro se limpie de las neurotoxinas a una tasa mayor que cuando está consciente.

Lo anterior lo reporta el estudio “Sleep Drives Metabolite Clearance from the Adult Brain” (El sueño impulsa la eliminación de metabolitos del cerebro adulto), del Dr. Maiken Nedergaard, et all, del Centro Médico de la Universidad de Rochester.

En el artículo sobre los modos de pensamiento, vimos las técnicas utilizadas por Dalí y Edison para resolver problemas durante el sueño.

La luz azul de las pantallas de los celulares y demás dispositivos electrónicos no te permiten conciliar el sueño y es una de las razones por las que te puedes estar durmiendo tan tarde, lo que disminuye tu desempeño durante el día.

Los actuales sistemas operativos de computadora y teléfonos inteligentes ya tienen una opción para activar una emisión de luz más cálida durante el horario nocturno, sólo debes activarla.   Cómo configurar la pantalla con luz cálida para en la noche con Windows 10.

O si lo prefieres, puedes utilizar una App para Windows, Mac, Linux, iOS o Android, llamada f.lux (gratuita).   Sólo recuerda desactivar la función de luz cálida cuando estés editando fotografías o video.

Por último, dormir bien antes de un examen se relaciona directamente con puntajes 10% más altos que el de aquellos estudiantes que se quedaron despiertos toda la noche estudiando, de acuerdo con este estudio (en inglés).    

8. Protección del cerebro.

Este es un tema que significa exactamente eso: protege tu cerebro, físicamente.

Si eres deportista (futbol americano, equitación, motociclismo, ciclismo, patineta, y demás similares), utiliza el casco adecuado. Igual si te transportas por la ciudad en motocicleta o bicicleta.

Los celulares funcionan con radiofrecuencia y aunque los organismos regulatorios de las telecomunicaciones dicen que las emisiones del celular no son dañinas para el cerebro, también dicen “que se necesitan más estudios para verificar los efectos”. En otras palabras, no saben.

El problema es que muchos niños y jóvenes duermen con el celular bajo la almohada. El sitio Cell Phone Safety (seguridad en los teléfonos celulares), comenta que de forma anecdótica se considera que los consumidores puedes estar expuestos a los siguientes riesgos:

  • Las emisiones de radiofrecuencia pueden generar tumores y cáncer.
  • Las exposiciones a la radiofrecuencia se han ligado con desórdenes del sueño, dolor de cabeza, y otros problemas neurológicos.
  • Las exposiciones a la radiofrecuencia se han asociado con enfermedades como la esclerosis múltiple, depresión, autismo, y otros males.

En California, por ejemplo, la ciudad de Mill Valley ha bloqueado la instalación de antenas de celular de la nueva tecnología 5G, alegando que múltiples estudios (*.pdf) demuestran que las radiaciones electromagnéticas de dicha señal causan cáncer.

De nuevo, este tema de la radiación electromagnética de los celulares es controversial e incluso, creo que aunque se demostrara de forma contundente y sin asomo de duda de que dichas emisiones causan cáncer y otros problemas neurológicos, no creo que nadie deje de usar el celular, ya que es un dispositivo adictivo.

Por sí o por no, usa menos el celular y manténlo alejado de ti lo más que puedas.

9. Nuevo aprendizaje.

Aprender algo nuevo ayuda a mantener vivo y aguzado tu cerebro.

Sin importar tu edad, puedes continuar aprendiendo.   Aquí hay dos palabras clave: neurogénesis y neuroplasticidad.

Neurogénesis significa que, contrario a lo que antes se creía, el cerebro continúa generando nuevas neuronas, aún en la etapa adulta.   Y neuroplasticidad significa que las neuronas tienen la capacidad de seguir creando nuevas conexiones sinápticas, o lo que es lo mismo, nuevos canales de información.

Dicho de otra forma, puedes continuar aprendiendo cosas nuevas.  

10. Manejo del estrés.

Al estrés se le conoce como “el asesino silencioso”. Bueno, también se le conoce así a la presión alta, a la diabetes, a la enfermedad de la arteria coronaria, a la enfermedad del hígado graso, a la osteoporosis, al cáncer de colon, al cáncer de piel no melanoma, a la la enfermedad de Chagas, a la hepatitis, y al cáncer cervical, lo cual hace que se pierda un poco el impacto de la etiqueta.

Pero, en este caso en particular, nos atañe el estrés. La forma más eficaz de combatir el estrés es la que menos le gusta a todos: con ejercicio.

Si cuando piensas en la palabra ejercicio viene a tu mente lo aburrido que se te hace salir a correr, escoge entonces cualquier otra forma de hacer ejercicio que se te haga más amena, como atrapar gallinas, por ejemplo.

Mantener el orden y ciertos hábitos es también otra manera de luchar contra el estrés. Arriba en el punto 6 hablamos sobre mantener un ambiente limpio y ordenado.

De forma adicional, mantener ciertos hábitos nos ayuda a disminuir los niveles de estrés, como por ejemplo, al despertar hacer nuestra cama, cepillarnos los dientes, bañarnos, o el simple hábito de planear antes de dormir, lo que vamos a hacer al día siguiente.

Despertar a la misma hora todos los días es una de las formas más eficaces para disminuir el estrés, según el Dr. Jordan Peterson.

En este artículo escribí sobre el método Kaizen, que nos ayuda a cambiar nuestros hábitos.

Meditar es otra actividad que nos ayuda sobremanera a reducir el estrés.

Video de entrevista, en inglés, con Jim Kwik

Activa los subtítulos (CC) y en el ícono del engrane, en subtítulos, selecciona tu idioma.

Método DADA (FAST) de Jim Kwik

El método DADA (FAST, en inglés) para aprender en la mitad del tiempo, de Jim Kwik, consiste en los siguientes pasos:  

1. Desaprender

Desaprende u olvida (Forget, en inglés) lo que ya sabes para que des cabida a nuevo conocimiento.

En muchas ocasiones, nuestros filtros mentales, lo que ya creemos que sabemos o como creemos que las cosas deben ser, ofusca y limita nuestra capacidad de aprendizaje.  

2. Activar

Activar o ser activo (Active, en inglés). Kwik nos señala algo que debería ser obvio, pero no lo es para muchos de los que caemos en la procrastinación: para aprender hay que hacer algo.

Es decir, debes activarte. Si todavía no queda claro, lo diré de esta otra forma: levanta tu trasero de la silla. Si sólo consumes información de forma pasiva, no lograrás internalizar dicho conocimiento. Debes aplicarlo, hacer algo con él, crear algo. Debes involucrarte con tu aprendizaje: tomar notas, hacer preguntas, investigar otras fuentes, aplicar y experimentar con lo que estás aprendiendo.  

3. Declarar

Declarar. En este punto del acrónimo considero que cometieron un error de traducción, puesto que en inglés es State, que bien puede entenderse como declarar o decir. Pero también, si vemos de qué habla Kwik, por State se refiere al concepto de Estado mental y físico. Queda más claro con la fórmula que Kwik muestra:

Información + Emoción = Memoria de largo plazo

  Y va más allá y nos dice que todo aprendizaje depende de nuestro estado mental y físico.  

4. Aleccionar

Aleccionar o enseñar (Teach, en inglés) nos indica que debemos aprender al nivel de que podamos enseñar a alguien más.

Es decir, que podamos explicarlo. Si no puedes explicarlo ni solventar las dudas de la persona a quien explicas, es porque no lo entendiste con la profundidad suficiente.

En otras palabras, no adquiriste el conocimiento.

Pero cuando aprendes para enseñar, dice Kwik, y coincido con él, debes aprender dos veces.

Abajo puedes ver el video sobre el método DADA  o FAST, en español.

O bien, puedes ver el original en inglés aquí y activar los subtítulos.


Técnicas de Estudio