Aprende en 20 horas cualquier cosa que quieras


Es posible aprender cualquier cosa que te interese en tan sólo 20 horas. No necesitas 10,000 horas como se dice.

Así que ya no tienes pretexto para aprender a tocar la guitarra o ese instrumento que tanto te gusta, o para aprender lo suficiente de un nuevo idioma e irte de viaje.

Veinte horas es todo lo que necesitas para aprender algo nuevo a un nivel básico, pero suficiente.

La regla de las 10,000 horas

La idea de que se necesitan diez mil horas para aprender algo (la “Regla de las 10,000 horas”) surge del libro Outliers: The Story of Success (en Amazon, Los atípicos: La historia de su éxito) de Malcolm Gladwell, un escritor de psicología popular (léase, pseudo científica), en el que dice que se requiere de una gran cantidad de horas de práctica intencionada para lograr un nivel de clase mundial.

Gladwell cita como ejemplos a los Beatles, que ejecutaban presentaciones de 8 horas seguidas en los bares de Hamburgo, Alemania, lo que los llevó a la fama en EE. UU., o a Bill Gates, de Microsoft, que desde que era un adolescente comenzó a programar en computadoras y que gracias a eso fundó la empresa ahora conocida por todos.

Sin embargo, no es tan sencillo. El mismo Gladwell dijo después que sobre simplificaron su regla de las 10,000 horas de práctica para ser bueno a nivel de competencia (aunque él mismo fue quien sobre simplificó la investigación de K. Anders Ericsson, en la que está basado su libro).

Gladwell aclara que él bien podría practicar diez mil horas y nunca llegar a ser un gran maestro del ajedrez.

Otros también comentan que podrás practicar diez mil horas y nunca llegar a ser un Magic Johnson en el baloncesto. ¿La razón? Seguramente te ayudaría mucho medir 2 metros 5 centímetros como Magic.

Incluso, un nuevo estudio de la Universidad de Princeton desmiente mucho de lo que dice el libro de Gladwell. En el reporte Deliberate Practice and Performance in Music, Games, Sports, Education, and Professions (La práctica deliberada y el desempeño en la música, los juegos, los deportes, la educación y las profesiones), señalan que encontraron que la práctica deliberada explica el:

  • 26% de la varianza en el desempeño en juegos,
  • el 21% en música,
  • el 18% en deportes,
  • el 4% en la educación,
  • y menos del 1% en las profesiones.

Y concluyen que “la práctica deliberada es importante, pero no tan importante como se ha argumentado”.

De acuerdo con el libro The click moment: Seizing opportunity in an unpredictable world (en Amazon, El momento del Click: Tomando la oportunidad en un mundo impredecible), el autor Frans Johansson argumenta que ciertas áreas tienen reglas firmes, que no cambian, y que por lo tanto puedes estudiar y practicar mucho para ser el mejor, como en el tenis, el ajedrez, la música clásica o las matemáticas y materias básicas que se aprenden hasta la universidad.

Existen, sin embargo, otras áreas en las que las reglas cambian constantemente o no existen y hay que inventarlas o reinventarlas, y en las que la práctica deliberada no ayudaría mucho, por ejemplo: el rock and roll y los negocios.

  • La banda de rock Sex Pistols que se convirtió en un fenómeno mundial aún y cuando su bajista, Sid Vicious, apenas y sabía tocar el instrumento.
  • Richard Branson, que comenzó con tiendas vendiendo discos y luego puso una disquera y ahora preside el Virgin Group que tiene más de 400 compañías, incluida una aerolínea, y que por medio de su empresa Virgin Galactic planea enviar a las personas al espacio.
  • Elon Musk que comenzó con Paypal para realizar pagos en línea y después compró Tesla Motors, que fabrica autos eléctricos, y ahora también tiene la empresa SpaceX para enviar gente al espacio.

En otras palabras, son muchos otros los factores que influyen en el éxito, comparado contra la aseveración de Gladwell de practicar 10,000 horas como requisito casi único.

Aprende en 20 horas

Por otra parte,  Josh Kaufman, autor del libro The first 20 hours: How to learn anything… fast! (en Amazon), nos explica cómo lograrlo:

  1. Deconstruir la habilidad: romper en partes lo que deseamos aprender y encontrar lo más importante para practicar primero.
    1. Si estás aprendiendo a tocar un instrumento, aprender algunos acordes básicos te permitirá tocar muchísimas canciones.
    2. Si quieres aprender un nuevo idioma, tan sólo necesitas aprender las aproximadamente 2,000 palabras más comunes y tendrás el 80% del conocimiento necesario para hablar y leer en dicho idioma.
  2. Auto corregirse: Utiliza material de referencia para aprender lo suficiente, de tal forma que cuando cometas un error, puedas auto corregirte.
  3. Remover las barreras al aprendizaje: Identifica y remueve cualquier cosa que te distraiga cuando intentas aprender tu nueva habilidad.
  4. Practicar al menos 20 horas de forma deliberada, enfocada.
    1. 20 horas son 40 minutos al día por un mes.
    2. Puedes utilizar las técnicas de Pomodoro y de Repaso espaciado.
Técnicas de Estudio